Adios a los Piojos

adios piojos

Mi pequeña empezó la guardería y a las semanas me envían una circular diciendo que en el colegio hay algunos niños con piojos y que tenemos que revisar a nuestros hijos , casi me da un ataque…. MI HIJA NO PUEDE TENER PIOJOS!!!!  después de informarme descubrí que TODOS los niñ@s pasan por esto, no me tranquilizo pero me ayudo.

Los piojos no son peligrosos y no transmiten ninguna enfermedad, pero son contagiosos y pueden resultar muy molestos. Sus picaduras pueden provocar picazón e inflamación en el cuero cabelludo, y el rascado persistente puede provocar irritación cutánea e incluso infecciones en las áreas afectadas.

Lo más sensato es tratar lo antes posible los piojos en cuanto se recibe el diagnóstico, puesto que se pueden contagiar fácilmente entre personas. El piojo llega a la cabeza y se agarra a un pelo, donde se alimenta chupando la sangre del cuero cabelludo. Las hembras ponen huevos (liendres), que se sujetan a un pelo como si de un “pegamento” se tratara. La liendre tiene forma ovalada de color blanco que se distingue de la caspa porque está muy agarrada y sujeta al pelo. De estos huevos sale el piojo que pronto se hará adulto y comenzará a picar y a poner más huevos.

Las lociones y champús que contienen permetrina (Nix) al 1% generalmente funcionan bien y se pueden comprar en la tienda sin necesidad de receta médica. Si estos productos no funcionan, el médico le puede recetar un medicamento más fuerte, el cual se debe utilizar exactamente de acuerdo con las instrucciones:

tratamiennto anipiojos

Yo he utilizado una tratamiento sin insecticida antipiojos y liendres de la marca OTC como veis fue fácil de aplicar, solo un poco de paciencia y tener cuidado con la boca y los ojos. Teneis que esperar 10 días para ver los resultados pero de momento estoy encantada y mi pequeña mas ….

Consejos para evitar el contagio

.Si el niño/a tiene el pelo largo es mejor que lo lleve recogido para que le quede la nuca despejada.
.Evitar el intercambio de cepillos, peines, bufandas, gorras y toallas mientras exista riesgo de contagio.
.Lavar la ropa de cama, gorros o bufandas en un programa de 60º C, ya que las liendres mueren a temperaturas superiores a los 50º C. También se puede utilizar después la secadora y una plancha de vapor.
.Limpiar los peines utilizados para el tratamiento debajo del grifo con agua caliente. También pueden sumergirse en agua hirviendo durante no más de 7 minutos.
.Guardar los peluches del niño/a en una bolsa cerrada. La vida del piojo fuera del ser humano y sin alimento apenas sobrepasa las 24 horas.
.Aspirar bien el dormitorio y las tapicerías que hayan entrado en contacto con la persona infestada.
.Comunicar la presencia de piojos a la escuela y el entorno es la mejor forma de prevenir nuevos contagios.

antipiojos

Receta de Sopa de Cebolla

receta de sopa de cebolla

Mi niña a vuelto a recaer con la gripe, lleva todo el día con fiebre aunque se encuentra de buen humor no quiero comer , así que he intentado hacerle algo diferente, que le siente bien y que le alimente. Asi que he preparado una sopa de cebolla a mi manera.

No puedo dejar de comentar las propiedades de la cebolla, la  abundancia de quercitina protege al sistema cardiovascular. Otros componentes presentes en la cebolla como el fósforo, silicio, hierro, yodo o potasio benefician el correcto funcionamiento orgánico. Tiene muy bajo contenido en azúcares, grasas y calorías y posee fibra, que ayuda a regular la función intestinal.
Además contiene vitamina C (aunque en menor cantidad que el puerro) y vitaminas fundamentales para el desarrollo como la B1, B3, B6, B9, E y ácido fólico. Todas estas características nutricionales hacen de la cebolla un alimento fácilmente digerible y saludable para el bebé

.2 cebollas blancas

.1 cebolla roja ó morada

.1 puerro

.4 dientes de ajo

.1/2 de pollo de corral

.Aceite de oliva virgen extra

. 1 puñado de pasta fina

.Sal y pimienta al gusto

sopa de cebolla

En una cazuela añade aceite de oliva virgen extra y dora el pollo de corral con un poco de sal y pimiemta, saca el pollo. Por otro lado machaca el ajo en el mortero muy bien y trocea la cebolla en trozos medianos, en un poco de AOVE dora bien los ajos y la cebolla, cuando esten dorados sin quemar, juntalo con el pollo y agrega el puerro y dejar cocinar un poquito moviendo.

Añadir agua  y comprobar la sal, recuerda que este bajo en sal que es mejor para tu hijo, poner todo en una olla a presión y dejar cocer media hora, abrir la olla y sacar el pollo y el resto triturarlo todo en la batidora quedara como una crema, volver añadir a una olla, desilachar el pollo y agregar la pasta.

sopa de cebolla

Cuando darle comida sólida a tu bebé?

Para muchos bebés, el primer alimento sólido son los preparados o papillas de cereales. Este alimento es nutritivo y favorece una buena práctica para que aprenda a comer con cuchara. Asegúrate de comprar cereales ricos en hierro ya que tu bebé necesita un buen aporte de este elemento para un buen crecimiento. Empieza con cereales con base de arroz, después de avena y cebada; prueba cereales mixtos de trigo más tarde, ya que este último puede causar alergias. Da a tu bebé sólo un nuevo alimento cada vez, durante al menos dos o tres días para poder advertir posibles signos o reacciones alérgicas, como vómitos, diarreas o erupciones. Si ves cualquiera de estos signos, interrumpe esa alimentación y habla con tu pediatra.

Puedes darle papilla de cereales preparada o hacerla tú misma en casa. Mezcla 4 ó 5 cucharadas de leche, materna o preparada, con una cucharadita de cereales y ajusta el espesor de la mezcla a lo que tu bebé pueda tragar. Empieza con papillas finas y ve variándolas a medida que tu bebé pueda tragar alimentos más gruesos. Tu bebé puede empezar por comer sólo unas pocas cucharadas, pero más tarde acabará comiéndose todo un biberón o un tazón.

Al cumplir un año, los niños empiezan a complementar la leche con otros alimentos que no siempre son de su agrado. En muchas familias, con la introducción de los sólidos la hora de la comida se convierte en una lucha diaria.
Para que el cambio no sea tan duro, podemos utilizar trucos como cortar las comidas sólidas en pequeños trocitos, dosificar las verduras y dejarles tomar algunos alimentos con las manos. Estos son algunos de los principales problemas que tienen algunos padres.

la foto-207
1. Solo quiere pasta

Es sana y nutritiva, pero no se puede vivir solo a base de pasta, sobre todo si se acompaña con ningún otro alimento.
Puede ser un plato sano y equilibrado si la toman con tomate, ese simpático vegetal que no se sabe muy bien si es fruta o verdura, así que vale por las dos. También puede combinarse con carne picada.

2. Solo come triturados y potitos

Si el niño se pone a llorar desconsoladamente cuando tiene delante un plato de comida sin triturar, por ejemplo, unos macarrones, o unos guisantes o pollo cortado en pequeños trocitos podemos triturárselo sin problema. Solo tardaremos unos minutos en preparárselo y la comida le alimentará igual.
Pero si le ponemos la comida entera y simplemente no come (pero tampoco se queja), entonces es que no tiene hambre y punto. No es aconsejable triturarles los alimentos para obligarles a comer cuando realmente no tienen apetito.

3. No acepta ningún tipo de verdura

La verdura es uno de los alimentos nuevos que menos éxito tiene entre nuestros hijos. Es casi toda agua y tiene muy poco alimento. Los niños tienen el estómago pequeño y, si lo llenasen de verdura, luego no podrían comer otras cosas. Por eso, los alimentos que sí les gustan a casi todos son los que “engordan”, los que tienen muchas calorías en poco volumen: pasta, arroz, pan, galletas, leche, natillas, chocolate o patatas fritas. Los alimentos pobres en calorías (fruta, sopa o verduras) suelen tener muy poco éxito.
Algunos niños se comen de tarde en tarde un trozo de lechuga, una rodaja de pepino o la salsa de tomate de los macarrones. Estas son las cantidades que toma un niño de esta edad cuando admite la verdura. Los guisantes, como llevan más calorías, los aceptan mejor (esto es, cinco o seis unidades).

4. Se niega a probar nuevos alimentos

La mayoría de los niños a esta edad no quieren probar nuevos alimentos. Es una conducta totalmente normal, y tan extendida, que los médicos la llaman “neofobia”: odio a lo nuevo. Tarde o temprano, los hijos van comiendo aquello que ven comer a sus padres (y a los amigos). Unos lo hacen antes y otros después.

5. Tarda mil años en terminar el plato

Para saber si el niño come muy despacio o realmente ya ha terminado, hay que quitarle el plato y preguntarle si ha acabado. Si, efectivamente, se va a jugar más contento que unas castañuelas, es que ya había acabado. Si, por el contrario, nos hace entender que aún no está lleno, podemos dejarle cerca el plato y continuar al cabo de media hora. Al fin y al cabo, si es él quien come despacio porque quiere y le gusta, ¿qué daño hace?

6. Cuando come solo lo pone todo perdido

Nadie nace enseñado y las primeras veces que un niño come solo, lo normal es que lo ponga todo perdido. No es preocupante, basta con dejarle que se ponga perdido y coma a gusto. Cuando termine, ya limpiaremos el suelo, el niño o ambas cosas.

7. Va a cumplir dos años y no deja el biberón

Muchos expertos en nutrición recomiendan que, al cumplir el año, los niños dejen de usar biberón para que tomen menos leche. No siempre es fácil:
Si le ponemos al pequeño un vaso de leche delante y se pone a llorar o se niega a comer, es preferible que siga tomando el biberón a que se quede con hambre. Tarde o temprano, todos los niños dejan el biberón, y cada uno tiene su ritmo.
Por el contrario, si el niño mira curioso el vaso de leche y bebe un poco, aunque sea solo un sorbito, ya habremos conseguido nuestro objetivo. Poco a poco, el pequeño se acostumbrará a beber en vaso y empezará a complementar la leche con otros alimentos.

No dejes de ver este video 

Tiene 14 meses y aun no camina!!

No puedes hacer gran cosa para que tu bebé ande antes de que esté preparado para hacerlo. Aunque estés cansada de llevarlo en brazos, es mejor no forzarlo a que camine porque el que pueda ponerse de pie, moverse sujetándose de los muebles y andar, depende tanto de su desarrollo muscular y de su coordinación como de la confianza de tu hijo en sí mismo y en lo motivado que se sienta para desplazarse. De hecho, si le presionas para que alcance esta etapa de desarrollo y él siente tu desaprobación o impaciencia, puedes producir el efecto contrario y hacer que vaya más despacio.

Recuerda también que hay una gran variedad de edades a las que los niños aprenden a caminar. Aunque la mayoría de los bebés se ponen de pie y se mueven entre los muebles antes de cumplir el año y muchos ya andan para cuando cumplen 12 meses, otros puede que no den su primer paso hasta muchos meses después de su primer cumpleaños.

Es más, después de que tu hijo comience a andar, pasará todavía un tiempo hasta que puedas dejar de llevarlo en brazos. Aunque los adultos piensan en andar como una forma de ir de un punto a otro, los niños pequeños ven su recién adquirida movilidad de forma diferente. Durante los primeros meses en los que un niño camina, su objetivo no es ir hacia algún lugar andando a tu lado. A tu hijo lo que le gusta es moverse de un lado a otro alrededor de un adulto especial, sin dirigirse hacia un lugar determinado. Notarás que tu niño anda más cuando tú estás sentada. De esta forma puede ir y venir a su voluntad, lo cual es mucho más difícil si tú te estás moviendo. De hecho, cuando tú te levantas y empiezas a moverte, verás que inmediatamente se sienta en el suelo y eleva sus brazos para que lo lleves. Andar contigo es algo que llega mucho después en el mapa mental de un niño pequeño.

Si todavía te quedan varios meses de llevarlo en brazos, tiene sentido pensar en otras formas de aligerar tu carga. Un cochecito o sillita de paseo ligera con una tira para llevarla al hombro, por ejemplo, es algo que merece la pena añadir al carrito de uso normal que ya tengas. Escoge una muy simple, sin cubierta para la lluvia, soporte para bebidas o cesta para llevar cosas y guárdala en tu coche o junto a la puerta de tu casa para utilizarla en cuanto la necesites. Para poder llevarlo en casa sin cansarte demasiado, puedes probar una mochila de cadera, que te permite llevar al niño de lado y mantenerlo apoyado en tu cadera para distribuir más el peso. Si vas a salir y no quieres llevarte el carrito, una mochila en la espalda tiene la ventaja de que el bebé va encaramado en su lugar favorito y a ti te deja libres los brazos. Si vas a comprar una mochila, busca el tipo que tiene armazón y se sostiene de pie sola, una opción que hace que sea mucho más fácil y seguro meter y sacar a tu bebé. Si ya tienes una mochila y no la usas mucho porque te resulta complicado ponértela y quitarla, practica un poco con tu compañero hasta que te sea más fácil.

Como sabes mi pequeña nacio con luxacion de cadera y tardara quizas un poco mas en  caminar , pero lo que hace con el corre pasillos es increíble

IMG_4727

Texto de Penelope Leach by BabyCenter

 

Arroz con pollo y verduritas

Alejandra esta loca por comer todo solido y me encanta, aunque tengo que reconocer que ya se esta haciendo mayor y me da penita . Hoy a comido arroz y le ha gustado muchísimo , ademas el arroz es rico en hidratos de carbono, vitaminas, minerales y aminoácidos. Su contenido en proteínas es bajo y su poder calórico, al no tener grasas apenas, es bajo. No contiene, como decía, apenas grasas, ni tampoco sodio ni colesterol, es muy digestivo y además no es alergénico ni contiene gluten, una proteína de los cereales que puede provocar alergías o intolerancia, sobre todo si se incluye en la dieta antes de que sea recomendado por el pediatra. Los celiácos, que no pueden tomar gluten, pueden tomar arroz.

1 pieza de pollo de corral

.1 zanahoria

.1 patata mediana

.1/4 taza de guisantes

.1/2 tomate

.2 dientes pequeñps  de ajo

.Perejil

.Sal

.2 cuch de AOVE

.1 taza de arroz largo

Preparacion del arroz:  en 1 ch de AOVE doraremos 1 diente de ajo, en cuanto este dorado añadiremos el arroz y sal, removemos y añadimos 1 vaso de agua, automaticamente lo pondremos al minimo y dejar secar.

Preparacion guiso:  lavamos y  pelamos las verduras, cortaremos la patata en dados y la zanahoria en daditos mas pequeños, doramos el polllo en la cuch de aceite de oliva virgen extra , cuando este dorado añade el ajo y q se dore, y añade el tomate cortado sin piel muy pequeño  y la ramita de perejil muy picadita y tambien añadiremos las demas verduras, una pisca de sal y 1/2 taza de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio 30 min.

Sirve el guiso con arroz, aplastalo un poco con el tenedor para que este mas homogéneo.  Ya veras como le gusta este plato a tu Bebe!!