Mamá quiero pipí …

Cuando  quitar el pañal a tu Bebé?

Como siempre antes de entrar en materia de cuando y como le quitare el pañal a mi pequeña he probado varios orinales y aquí os dejo las fotos de los 3 que de momento me gustan mas , como veréis en las fotos dos de ellos no solo serivran de orinal si no que también para usarlo en el water y como banquillo para lavarse las manos , el 3ro es un osito muy bonito.

Me pongo en materia, según los médicos y los especialistas en la materia, la edad ideal para retirarle el pañal a tu hij@ son los dos años de edad. Aún así, no todos los niños son iguales, y algunos adquieren las capacidades motrices necesarias y el control del esfínter adecuado antes o después de los 24 meses.

El control de esfínteres o el paso de un comportamiento reflejo automático a una conducta voluntaria se puede abordar alrededor de los dos años con ciertas garantías de éxito. «Fijar una barrera temporal en estas edades es meramente orientativo y dependerá de las características individuales de cada niño, éstas serán las que indicarán cuándo proceder a retirarle el pañal».

La retirada del pañal es un proceso que requiere su tiempo y para hacerlo hay que realizar antes toda una labor educativa. Trabajar la atención, el lenguaje, motivar el interés por el aprendizaje, instar el conocimiento del esquema corporal… es poner las bases que contribuirán al desarrollo del niño y a adquirir más independencia del adulto.

Los padres deben mirar a su hijo y reconocer las peculiaridades de las que goza, respetando sus ritmos, necesidades y potencialidades. Y el niño, además de tener las condiciones fisiológicas, debe reunir otras: un desarrollo cognitivo que permita establecer un canal de comunicación verbal (comprender y utilizar palabras vinculadas a necesidad), que sea capaz de imitar,de darse cuenta de sus sensaciones, de sentirse interesado en propuestas de aprendizaje, de establecer conexiones (seco/agradable)…

 Los niños de dos años viven en la contradicción entre la absoluta dependencia del adulto y la incipiente necesidad de autonomía para poder llegar a alcanzar su individualidad. Su cotidianeidad discurre entre los impulsos que necesitan satisfacción inmediata, los afectos, pero también, las prohibiciones externas (control, vigilancia, censura). En este entorno el adulto debe convertirse en un gran estratega de la imaginación y la motivación para hacer del control de esfínteres un reto atractivo y placentero y no una tarea tediosa y aburrida. Algunas recomendaciones:

—Involucre al niño en el proceso, hágale partícipe. Se trata de sembrar cooperación y colaboración, la imposición a esta edad es un mal recurso educativo.

—Comunique, interprete sus señales, recuerde que su lenguaje no está perfeccionado. Utilice el mejor lenguaje de los chicos pequeños, el del juego. Sea creativo y ayúdele a canalizar las inseguridades y temores. Otro gran aliado es el cuento.

—No tenga urgencia por poner solución inmediata, utiliza el error como oportunidad para aprender. Enséñele que lo que importa es la voluntad y el esfuerzo, el logro no siempre es tener éxito.

—No pierda de vista al niño, que su finalidad no le impida reconocer los sentimientos. Enséñele a reconocerlos. Recuerde que lo conocido es lo cómodo, vivirá momentos de sentimientos encontrados (dar gusto al adulto, volver a la seguridad del pañal). Es el apoyo emocional de los padres el que impulsa y alienta la confianza. Poco a poco irá ampliando su abanico de respuestas positivas hacia el aprendizaje.

—Mire y mida sus gestos y déjele clara su disponibilidad para acompañarle.

En primer lugar, no agobies a tu hijo. Es necesario que, cuando le quites el pañal, le preguntes en determinadas ocasiones si tiene ganas de hacer pipí, pero no debes agobiarle con esta pregunta. Por otro lado, si se hace pis encima o en la cama, no debes ridiculizarle ni reñirle, ya que está aprendiendo y es necesario tener mucha paciencia. Explicarle lo que ocurre también puede ser una excelente opción. Puedes decirle que, como ya es mayor, ya no le hace falta el pañal y que vas a ayudarle a que aprenda a hacer pis y caca en un orinal como hacen los niños mayores. Así sabrá mejor cómo tiene que hacer las cosas y verá que tiene tu apoyo, lo que hará que le resulte más fácil conseguirlo. Y sobre todo no olvidéis que es un niño aun pequeños y darle mucho AMOR para darle seguridad.

Anuncios

4 pensamientos en “Mamá quiero pipí …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s